• version imprimible
Miércoles, marzo 8 de 2017

Ministro de Hacienda por inversión: “Si nadie apoya los proyectos, es difícil que se materialicen”

Valparaiso, 8 de marzo de 2017.- El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, sostuvo que a diferencia de lo que ocurre en otros países, donde las autoridades locales “pelean por quien se lleva la inversión y dónde se hace una planta”, en Chile estos funcionarios “tienden a no querer nada en su región”, lo que a su juicio incide en la baja inversión que existe en el país ya que “si nadie apoya proyectos es muy difícil que al final se materialicen”

La autoridad se refirió al tema al intervenir en la sesión de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, dedicada a analizar el estado de la economía. Al respecto, recordó que la política fiscal busca reducir el déficit estructural; sin embargo, hace una consolidación gradual debido a que hay un menor crecimiento. Así, dijo, apoya el crecimiento a través de la inversión pública, “que sumando concesiones, obras ejecutadas por las empresas públicas y por el gobierno central, crece 10% año a año”.  Destacó la importancia que, tal como ocurre con los privados, estos planes “no se encuentren con lomos de toro, permisos, problemas judiciales de cualquier tipo que al final terminan haciendo imposible la inversión”. 

En cuanto a la posibilidad de una política fiscal más expansiva, enfatizó que la regla fiscal permite conducir una política fiscal con sentido de largo plazo, “que no hace golpes de timón de un día para otro, eso es más bien ruido para el mercado y no ayuda mucho”.  Detalló que el nivel de deuda pública “está aumentando y por lo tanto el espacio para hacer una expansión fiscal la verdad es que no existe. Si lo hiciéramos sería una apuesta muy riesgosa: podríamos terminar con tasas de interés más altas, con más desconfianza”.

 Añadió que el hecho que dos clasificadoras de riesgo nos tengan con perspectiva negativa “hace que sea bastante más probable que nos bajen (la nota) a que nos suban, o que no hagan nada”. Pero señaló que la clave  “es que si nos bajan un puro escalón y no reaccionamos haciendo locuras, es absorbible.  De hecho nuestra deuda se transa ya con eso, entonces no es una sorpresa tan grande”. Por ello, llamó a mantener “una estrategia fiscal que nos dé confianza, que se pueda explicar y que la contraparte entienda, y que es hacer que la deuda sea sostenible y que no la deja en un nivel demasiado alto”.

La autoridad detalló que junto con inversiones públicas que promueven el crecimiento, se están impulsando iniciativas que apuntan al mediano plazo para facilitarlas, entre ellas el Fondo de Infraestructura y la Dirección General de Concesiones. Añadió que también se trabaja en regulaciones en el mercado financiero como el proyecto sobre transparencia y responsabilidad de los agentes de mercado, así como en perfeccionar la normativas sobre sanitarias y Sernac. “En pensiones hay una mesa política con un diagnóstico bastante compartido que hace ver opciones de acuerdo, que es difícil en año de elecciones, pero al menos tenemos un camino que sirve para enrielar la discusión”, comentó.

 

Ir arriba